El Teixadal de Casaio - Grupos Grandes

¿POR QUÉ ESTA RUTA?

En el catálogo de Formaciones y Árboles Singulares de Galicia encontramos este bosque. Desde la propia administración consideran a este lugar “uno de los bosques de tejos más importantes de Galicia y uno de los más sobresalientes del territorio español”. La razón que esgrimen es puramente botánica “ La singularidad del Teixadal de Casaio estriba en su origen espontáneo, sin intervención humana, y en la muestra significativa de ejemplares agrupados en un espacio única de gran valor botánico y belleza paisajística”

Añadiremos que el Teixadal es un bosque mágico, al menos para nosotros. Al adentrarnos  en él nos sumergimos en una atmósfera encantada; la luz del sol entra tamizada entre las ramas  y llega al suelo debilitada. Vemos árboles rojizos (los tejos) con formas curiosas: enroscados, tumbados, con un pie y muchos troncos, cubiertos de musgos y líquenes. Pero los tejos no están solos y sus acompañantes también nos sorprenden por su alto y estilizado porte: serbales, acebos y abedules.

No es necesario ser biólogo para disfrutar  de este lugar en los confines de Galicia y sentirte como si estuvieras en un auténtico bosque de hadas.

¿QUE ES EL TEIXADAL?

El Teixadal de Casaio está situado en el Macizo de Peña Trevinca, en el municipio ourensano de Carballeda de Valdeorras . Ocupa el fondo de una ladera sobre la que planean cotas superiores a los dos mil metros y se extiende sobre una superficie de 2 ha. Los tejos son la especie dominante, aunque conviven con serbales, acebos, fresnos, avellanos y robles. El origen de este bosque es lo que lo hace único en Europa, ya que se generó en el Terciario (hace más de 400.000 años), de una forma espontánea (no fue plantado por el hombre) y la muestra actual es realmente significativa (400 ejemplares).

El Teixadal de Casaio es un lugar aislado y solitario, de difícil acceso. El descubrimiento de wolframio a comienzos de siglo XX en los valles de Valborraz y San Gil, así como la posterior explotación de pizarra, propició la apertura de los únicos pistas que se conservan en la actualidad.

RECORRIDO

El acceso hasta el punto de salida en la cantera de Manada Vieja se puede hacer en turismo, 4X4 o en autobús.

Dejamos el vehículo en la cantera de Manada Vieja y los primeros 2 km son por las escombreras de esta explotación, desde aquí podemos ver la antigua mina de wolframio, actualmente parada, pero que estuvo en explotación desde el año 1914, primero por los belgas y ya en los albores de la Segunda Guerra Mundial por los alemanes.

Al llegar al Alto de La Cabrita, hacia la derecha bajamos en dirección al Campo de Valborraz y desde allí por un sendero pasamos primero por el arroyo Valellos y al llegar a la Mallada del Penedo nos adentramos ya en el Teixadal. El recorrido por el bosque discurre en un principio paralelo al arroyo para después adentrarse en la zona del bosque donde están los teixos.

La vuelta la realizaremos por el mismo camino después de descansar y haber recorrido y disfrutado del interior de este emblemático bosque.

Nota: El itinerario previsto podrá  variar ligeramente en función de las condiciones meteorológicas y del estado del terreno

FICHA RESUMEN

Duración de la actividad: 8 h aprox.

Exigencia física: Media.  Ruta adecuada para personas acostumbradas a realizar caminatas de media jornada.

Dificultad técnica: Media.

Distancia: 11,3 km.

Desnivel acumulado: 711 m.

DETALLES PRÁCTICOS

Fechas: De marzo a noviembre
Grupos: 
mínimo 10 personas
máximo 30 personas
edad mínima 14 años
Precios
-  A partir de 10 €/persona

Incluye:
Servicio de guía
Seguro RC y Accidente

PUNTOS DE INTERÉS

Minas de Valvorraz

Alto del Seixo

Bocamina

Teixadal Ermita

Nueva de San Xil

Material individual necesario: Es recomendable llevar calzado de montaña y ropa  de  montaña  según la temporada (ropa  de abrigo,  ropa transpirable  y cómoda, pantalón y calcetines  de  montaña, guantes, braga  y gorro. Para  la lluvia: poncho/capelina  impermeable  y funda  impermeable para la mochila. Para el sol: gafas de  sol,  crema solar,  protección para los  labios  y gorra). Mochila  de montaña adecuada. Recomendable: palos telescópicos para andar.

Alimentación: Hay que llevar bebida o agua y la comida que  cada uno considere oportuno  para la excursión (bocadillo, fruta,  frutos  secos, chocolate, barritas  energéticas,...).  En el  recorrido  hay dos arroyos en los que podremos coger agua.